En un foro que las Farc explotaron hace más de una década, Colombia habla sobre la paz

Las palabras del presidente colombiano Juan Manuel Santos dan señales de esperanza para los colombianos, pues en unas declaraciones realizadas a la prensa abiertamente manifestó que “el país será un estado para vivir en paz y sin miedo”, es con estas hermosas palabras con las cuales el presidente colombiano resaltó la importancia de seguir con las negociaciones y los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o como son conocidas a nivel mundial “La guerrilla”, la cual también puede ser nombrada por las siglas del nombre oficial, las FARC.

Este conflicto está prácticamente dando sus últimos gritos de agonía, pues todo el pueblo colombiano está a la espera de un cese al fuego definitivo ya prácticamente declarado por los altos mandos de la guerrilla y los organismos gubernamentales del país. Al igual que los no precios caros sobre los servicios urgentes de cerrajeros

Después de su estancia en el poder, Juan Santos como presidente colombiano no ha tenido más en su cabeza que la meta de culminar con el conflicto Bélico interno que ha ocurrido en su país por más de cincuenta años.

El Mandatario colombiano aseguró que dar finalización al conflicto interno causará unos cambios sumamente positivos no solo a la calidad de vida del colombiano, sino en general a la economía de la nación, ya que la confianza que se genera por haber paz y no ser atacado es algo que motiva en gran medida a las personas a querer invertir dentro del territorio.

A pesar de las constantes críticas al mandatario por parte de los partidos opositores a la administración actual, el presidente Santos sigue firme con su decisión de paz y declaró que ninguno de los procedimientos y acuerdos establecidos han sido en pro de entregar al país a las FARC sino todo lo contrario, realizar una unión en la cual se materializara un fortalecimiento de las instituciones predominantes del país y que el pensamiento comunista-socialista es algo del pasado, por lo que si se plantea la iniciativa de un proyecto parecido, este será rotundamente rechazado por el pueblo colombiano, el cual está sumamente consiente de lo que se vive con una política de ese estilo ya que son vecinos de Venezuela, una nación que es hermana.