Regiones que todavía están viviendo cruentas guerras

Lamentablemente, en algunas zonas del mundo, todavía existen conflictos armados en zonas como Asia y África y no parece que se vayan a acabar. Algunos tienen más de 3 décadas y no llegan ni siquiera a un cese al fuego. Aunado a esto, cuando intervienen potencias extrajeras, lo que hacen es empeorar dichos conflictos debido al carácter nacionalista de los bandos en contienda. Como ha sucedido en la historia, la guerra no la gana nadie y por el contrario, todos perdemos, por lo que habrá que tomar otras medidas para que estos conflictos se acaben pronto. Ya que con ellos están arrastrando a la muerte a decenas de miles de ciudadanos inocentes y en su mayoría, son niños.

En pleno siglo XXI, en donde la tecnología, la diplomacia y la apertura cultural de todo el planeta parece que por fin van a quitar el velo de la guerra. Pero no es así, la crueldad, las ansias de poder, el nacionalismo desenfrenado ha llevado a diversas regiones en el planeta a conflictos bélicos crueles y han llevado a la muerte a millones de personas, ya sean combatientes o no.

El continente africano, plagado de conflictos por la toma del poder

África es tristemente conocida por la multiplicidad de conflictos armados que desangran esa tierra, no menos de 10 países están en guerra. Desde Argelia hasta Uganda, se han suscitado surgimientos de milicias, guerrillas y autodefensas han plagado países enteros con muerte y destrucción, la raíz de los conflictos varían entre golpes de estado, desacuerdos con el gobierno y conflictos étnicos. Aunado a esto viene lo más grave: tanto los ejércitos nacionales como los ejércitos y guerrillas rebeldes utilizan niños como soldados, en algunos países como Uganda la mortandad infantil es de más de 15%, en otros países africanos los niños soldado alcanzan la cifra de 10 mil. Por lo que, si juntáis a los países africanos que reclutan niños soldados, la cifra pasa de 20 mil.

Cuando las potencias intervienen, el conflicto lejos de acabarse, se agrava

En casos como el de Somalia, cuando intervino una coalición internacional liderada por los Estados Unidos, fue una catástrofe monumental, ha pasado todo lo contrario a pacificar a ese país y la violencia y la guerra han recrudecido. Desde el comienzo de esta guerra civil, en la que un golpe de estado derrocó al gobierno dictatorial de Siad Barre, ha causado más de 350 mil muertos, a su vez que la guerra deja solo pobreza y desolación, puesto que más de la mitad de la gente de Somalia no pueden tener ni siquiera agua para beber. Este conflicto ha puesto en tela de juicio la efectividad de las intenciones de la potencia norteamericana, ya que, como ya se ha dicho en sus intervenciones militares en otros países, Somalia incluido, la situación no parece mejorar sino todo lo contrario. Cada vez es peor.

La guerra en Asia y Oriente Medio, conflictos étnicos que agravan la situación de las personas inocentes

Nada más basta por empezar por las dos intervenciones que ha hecho los Estados Unidos en el comienzo de este siglo XXI, Irak y Afganistán, países que ya tienen décadas en desolación, guerras entre facciones y contra el ejército norteamericano, por lo que la situación en vez de mejorar, se agrava. La situación en países como Irak ha llegado al límite cuando en este conflicto empezaron a intervenir grupos terroristas como al-Qaeda y el Estado Islámico. En Irak la situación parece mejorar debido a que el ejército invasor ha potenciado a los grupos minoritarios y han llegado a un consenso, solo falta derrotar definitivamente a al-Qaeda y al Daesh.

Pero la situación no mejora en Afganistán, ya que las milicias talibanes han vuelto a emerger con fuerza y tienen en jaque al país debido al recrudecimiento de los atentados a civiles inocentes, a la recluta forzosa de niños soldados para alimentar de efectivos al régimen talibán. En la India, después de la separación del territorio entre este país y Pakistán, han tenido conflictos abiertos por la región de Cachemira. En países como Filipinas, Sri Lanka y Birmania, han despertado guerras internas por el control del poder y por reconocimiento étnico.

El conflicto más grave de Oriente medio es sin duda el de Israel y Palestina, desde que en 1947 se creara el estado de Israel en territorio palestino, se han suscitado más de una veintena de enfrentamientos entre el ejército israelí y la milicia del Hamas, el brazo armado de Palestina. Un conflicto que, al ser Israel un miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, cuenta con el beneplácito de sus aliados en detrimento del pueblo palestino.

Dos conflictos aislados, las guerrillas en Colombia y el asunto de Rusia en Chechenia

En el asunto del conflicto colombiano, se utilizan niños para engrosar el número de efectivos de las FARC y el ELN, mientras la crisis de desplazados sigue en aumento, por ahora, van 3 millones de ciudadanos desplazados por el conflicto dentro de las fronteras colombianas. Es el segundo país del mundo en el cual hay un éxodo interno de tal magnitud.

Por su parte, Chechenia proclamó su independencia después del colapso de la URSS, como es obvio, la Rusia que emergió después de la URSS, no aceptó. Se formaron grupos terroristas chechenos a finales de los años 90 del siglo XX y se sucedieron sangrientos atentados en el territorio ruso. Las fuerzas armadas rusas entraron en territorio checheno y barrieron con las milicias terroristas en el año de 2001. Los desplazados producto de la guerra en Chechenia han vuelto paulatinamente a sus sitios de origen, donde no lo pasan muy bien debido a que el conflicto no ha acabado del todo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *