Trump pone fin a la “guerra fría” pero inicia la “guerra comercial”

Luego de su gira por un Europa, el presidente de los estados unidos ha dejado clara sus intenciones de continuar promoviendo discordia y conflictos alrededor del mundo. Tal y como se esperaba, su visita por las principales capitales europeas le proporciono a los analistas y politólogos muchos tópicos a tener en cuenta para realizar dilucidar la política y estrategias que planea líder de la casa blanca estadounidense. Durante su recorrido, Donald Trump visito Alemania, Helsinki y Gran Bretaña, y, en cada lugar que visito se ocupó de realizar una serie de curiosas y tajantes sugerencias y comentarios que mencionaremos a continuación.

En su encuentro con los principales representantes de la OTAN, el actual presidente de los estados unidos se aboco a fomentar la priorización de la inversión económica en el ámbito militar, determinando que cada país perteneciente a esta organización debe gastar como mínimo el 4% del PIB en este ámbito. En su estadía en Alemania, Trump se mofo de la dependencia de los bávaros por el gas ruso, días más tarde bromeo sobre el tema del Brexit sugiriendo a los ingleses que en vez de negociar dicho trámite deberían pensar en demandar a la unión europea. Por último, finalizo su pintoresco recorrido en Helsinki, donde pacto la paz con su archirrival Putin anunciando el fin de la guerra fría mientras indulgentemente expresaba su preocupación por la rivalidad comercial que representa la unión europea para los estados unidos.

Aunque a simple vista estas declaraciones pueden parecer una retahíla de críticas y comentarios impertinentes, todas estas expresiones cobran sentido al analizar otras actitudes que ha tomado el gobierno de los estados unidos en los últimos meses tales como la restricción de las importaciones de acero, aluminio y otros metales provenientes de Europa, los extraordinarios aranceles que se les impuso arbitrariamente al gobierno de china por supuesta piratería tecnológica, etc. El desequilibrio comercial europeo y asiático para la recuperación económica de los estados unidos es sin lugar a duda el principal objetivo de toda la política que Donald Trump y su gobierno intentan lograr con la visita europea y las restricciones económicas impuestas, generando de esta forma el inicio de la denominada Guerra Comercial, un tipo de conflicto que no debe ser subestimado dado a la vital relevancia del dinero y la economía en todos los países del mundo.

No es la primera vez que los estados unidos propician el inicio de una guerra comercial, puesto que el uno de los presidentes del pasado de este país, específicamente Bush, utilizo el argumento comercial para iniciar la fatídica y ominosa guerra de Irak, la cual actualmente continúa siendo injustificada. Esta política agresiva estadounidense le ha valido la popularidad a este país del norte de américa de ser una nación fanática por los conflictos bélicos tal y como lo expresa el gerente de Fontaneros quien resalta que el presidente de los estados unidos debería intentar medidas y estrategias más nobles y dignas para lograr contrarrestar los embastes de los desfalcos económicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *